Nuestro propósito en la Iglesia es Transformar la Ciudad, Una Vida a la Vez, o como decimos nosotros “Transformar Vidas”. Every Nation Iglesia Hispana existe para ayudarte a Conocer a Dios, Crecer Juntos, Descubrir Tu Propósito y hacer una Diferencia en Nueva York y más allá.” Buscamos llegar a las personas con el mensaje vivificante de Jesús para que puedan llegar a ser seguidores devotos de Cristo.

Nuestra declaración de propósito se basa en dos enseñanzas de Jesús:

15 Les dijo: «Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura. 16 El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado. 17 Estas señales acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios; hablarán en nuevas lenguas;

20 Los discípulos salieron y predicaron por todas partes, y el Señor los ayudaba en la obra y confirmaba su palabra con las señales que la acompañaban.

Marcos 16:15-17, 20 NVI

 

Iglesia Hispana existe para:

  • Adorar a Dios con sincera expresión.
  • Compartir las Buenas Nuevas de Jesús con los demás.
  • Para conectar con otros creyentes en relaciones significativas.
  • Preparar a los discípulos para que cumplan su propósito.
  • Para animar a los líderes en su destino dado por Dios.

Usted puede aprender más sobre nuestro propósito como iglesia y cómo sus dones y llamadas encajan en ese propósito asistiendo a la Ruta de Crecimiento.

 

Somos:

Una Iglesia para la Ciudad e individuos. Sabemos que tan caótica y solitaria puede ser la vida en NYC. Somos una familia donde cada individuo, especialmente aquellos que no tienen a nadie más en la ciudad, puedan sentirse que pertenecen.

 

Una Iglesia para Familias. Buscamos alcanzar familias con las Buenas Noticias de Salvación.  Motivamos a nuestros miembros a que compartan con sus propias familias y amigos y que sean testigos de lo que Dios ha hecho y está haciendo en sus vidas.

 

Una Iglesia de Relaciones. La vida, así como el caminar con Dios, no fue diseñada para ser vivida solitariamente. Somos una iglesia en la que puedes construir una relación saludable con Dios y con los demás. Una iglesia donde todos se sienten cuidados y cuidan a otros.